Skip to content

Entrevista a Zaloa Lesta. Directora de Cumplimiento de Iberdrola Energía Internacional:

“Las pymes que apuestan por el compliance generan credibilidad, confianza y competitividad”

Continuando la iniciativa iniciada en 2018, Iberdrola ha suscrito un nuevo acuerdo de colaboración con ASCOM para 2019-2020 para la puesta en marcha del II Programa para el desarrollo de sistemas de compliance. Esta iniciativa tiene como objetivo ayudar a pymes y a organismos públicos a que implementen sus sistemas de compliance. Gracias a estos dos programas está previsto que se ayude a más de 160 entidades de forma gratuita.

Dicho II Programa para el desarrollo de sistema de compliance se presentó a finales del pasado mes de junio en la sede de CEOE en un acto para empresarios en el que intervinieron Fernando Fraile, Director de Cumplimiento de Iberdrola, y Ramón Zumárraga, Director de Servicios de Compra de la energética, que resaltaron que “en la actualidad, tener un sistema de compliance no es algo obligatorio para ser proveedor de Iberdrola, pero sí que es conveniente”.

Por parte de ASCOM, su presidenta Sylvia Enseñat subrayó que poner en marcha un buen sistema de compliance no es tan complicado como puede parecer, pues casi todas las empresas pueden aprovechar muchos de los controles que ya tienen implantados.

“No hay ninguna empresa en España que no tenga controles, pero muchas veces no se es consciente de que todo lo que se tiene sirve para prevenir riesgos”, aseguró Enseñat, que incidió en la importancia de ver el compliance como una oportunidad en lugar de un coste.

En esta entrevista Zaloa Lesta, Directora de Cumplimimiento de Iberdrola Energía Internacional explica la implicación de esta corporación española en materia de compliance en los últimos años como elemento de valor añadido.

Esta experta explica las ventajas que supone  que una pyme disponga de un programa de compliance le permite “generar credibilidad, confianza y competitividad, algo que resulta clave si se quiere hacer negocios tanto en el mercado nacional como internacional”

¿Cómo se estructura el papel del compliance officer dentro de Iberdrola?

En Iberdrola contamos con una estructura societaria organizada entorno a la matriz y las distintas sociedades subholding y sociedades cabeceras de los negocios en los distintos países en los que opera el Grupo. Todas ellas cuentan con una dirección de cumplimiento propia e independiente, vinculada a su respectivo órgano de gobierno.

Las direcciones de cumplimiento somos responsables de velar de forma proactiva por el funcionamiento eficaz del sistema de cumplimiento, para lo que tenemos atribuidas amplias competencias, autonomía presupuestaria e independencia de actuación.

¿Cómo se incorporó a ese puesto?  ¿Cuál es su día a día?

A principios de 2019 se llevó a cabo una reorganización societaria, en virtud de la cual se creó la nueva sociedad subholding Iberdrola Energía Internacional, que agrupa las participaciones en los negocios energéticos del grupo, fundamentalmente, en Europa continental y en abril, el Consejo de Administración de esta sociedad me nombró directora de cumplimiento.

Mi principal función es atender y dar a apoyo a las áreas de negocio en las consultas que en materia de cumplimiento les puedan surgir en su actividad. En particular, gran parte de mi trabajo se centra en el análisis del riesgo de fraude y corrupción de los proyectos de inversión y de terceros con los que nos relacionamos, acompañando al negocio en sus nuevas actividades conforme a la estrategia del Grupo, así como en impartir formación para promover la cultura de cumplimiento en la organización.

¿Qué rasgos debe definir a un Compliance Officer en una empresa o entidad?

Es clave tener la capacidad para influir en la conducta de los demás y, para eso, hace falta una buena dosis de habilidades interpersonales. Hay que ser capaz de transmitir el riesgo, ganarse a quien toma las decisiones para que comprenda el mensaje, lo comparta y actúe en consecuencia.

Es importante hacer visible el riesgo y que la gente se convenza de que hablamos de cosas con impacto real en el día a día. Tenemos que ser capaces de aportar valor, y para eso, es necesario ser capaz de implementar controles que consigan que el riesgo se mitigue de forma eficiente, sin entorpecer el trabajo diario.

¿Qué papel juega la formación continua en un profesional de sus características?

La formación es vital para la mejora continua. Nos permite identificar los nuevos riesgos, anticiparse a ellos y dar una respuesta adecuada. En España, en 2018 los empleados de cumplimiento hemos recibido de media más de 40 horas de formación.

Además, en Iberdrola estamos muy comprometidos con el desarrollo de la comunidad profesional, por lo que colaboramos para impulsar su competitividad mediante el patrocinio de diferentes congresos en materia de ética y cumplimiento en los últimos años.

¿Cómo está definido el acuerdo con ASCOM para ofrecer soluciones de compliance a las pymes españolas?

Continuando la iniciativa iniciada en 2018, Iberdrola ha suscrito un nuevo acuerdo de colaboración con ASCOM para 2019-2020 para la puesta en marcha del II Programa para el desarrollo de sistemas de compliance. Esta iniciativa tiene como objetivo ayudar a pymes y a organismos públicos a que implementen sus sistemas de compliance. Gracias a estos dos programas está previsto que se ayude a más de 160 entidades de forma gratuita.

Estas jornadas nos permiten impulsar el desarrollo de los sistemas de cumplimiento, no solo de los proveedores con los que nos relacionamos directamente, sino también de terceros, contribuyendo a que la cultura corporativa se traslade al tejido empresarial español.

¿Qué es lo más complicado para las pymes de entender en materia de compliance?

Que es posible implantar un sistema de compliance que les aporte valor sin que sea una carga. Si bien no es una tarea sencilla, si se centran los esfuerzos, especialmente en los momentos iniciales de implantación, en dar una respuesta adaptada a sus circunstancias y particularidades, a los riesgos reales y concretos de su organización, es posible lograr un sistema verdaderamente efectivo y no un simple modelo de compliance de papel.

Realmente ¿qué le aporta a una pyme tener bien organizado su programa de cumplimiento normativo?

Le permite acreditar que en su organización existe una cultura de cumplimiento y de respeto a la legalidad y a los estándares éticos más altos. Esto genera credibilidad, confianza y competitividad, algo que resulta clave si se quiere hacer negocios tanto en el mercado nacional como internacional. Cada vez hay más exigencias por parte de los clientes, inversores y de la sociedad para que las empresas acrediten que cuentan con un sistema dirigido a garantizar el comportamiento ético y responsable de la organización.

¿Qué papel juega el compliance en la cadena de valor de Iberdrola?

En Iberdrola estamos absolutamente comprometidos con el desarrollo de nuestros proveedores y con contribuir a que nos acompañen en la excelencia empresarial. Promover el desarrollo de un sistema de compliance es un elemento más para la creación de valor con las empresas con las que nos relacionamos.

Desde las direcciones de cumplimiento estamos en permanente contacto con el área de compras para asistirles en la evaluación del riesgo de corrupción de nuestros proveedores y en la implementación de medidas que ayuden a mitigar dicho riesgo. Por ejemplo, en determinadas circunstancias, ya se está solicitando a algunos terceros que acrediten que cuentan con un sistema de compliance efectivo para que puedan continuar siendo nuestros proveedores. Si bien todavía esta no es una práctica generalizada, es una tendencia creciente que terminará por normalizarse.

¿Es necesario que estos profesionales tengan un estatuto jurídico propio para delimitar su responsabilidad y proteger su independencia?

Aunque quizás sea una visión minoritaria, no creo que sea necesario. Si la figura del director de cumplimiento necesita una protección especial por ley, significa que no existe un compromiso real del órgano de gobierno y que el sistema de cumplimiento no es más que un mero papel. Más que un estatuto jurídico que nos proteja, abogo por la transparencia de manera que, si se produce un cambio en la dirección de cumplimiento, se informe de los motivos en los informes corporativos.

Scroll To Top