La Asociación Española de Compliance (ASCOM) e Iberdrola presentaron el miércoles 26 de junio un programa de formación gratuito dirigido a las pequeñas y medianas empresas que “quieren pero no saben cómo” implantar un sistema de compliance. El objetivo es acompañar a estas compañías para que “pierdan el miedo” al compliance y puedan aumentar su competitividad.

Así lo manifestó ayer la presidenta de ASCOM, Sylvia Enseñat, en el marco de la jornada ‘Los programas de cumplimiento como elemento básico de la cadena de valor’, organizada por CEIM e Iberdrola, en colaboración con la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid y ASCOM.

Durante el evento, en el que se trató la importancia de los sistemas de cumplimiento normativo en las empresas, Enseñat presentó el II Programa para el desarrollo de sistemas de Compliance dirigido a pymes que la energética ha suscrito con la entidad para impulsar la implantación del cumplimiento normativo entre sus proveedores.

El programa, dirigido a todo tipo de sectores salvo el de consultoría a terceros, arrancó en 2018 en País Vasco, Navarra y Comunidad Valenciana. En esta segunda edición, la iniciativa se llevará a cabo en seis comunidades autónomas (Madrid, Murcia, Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha y Castilla y León) y tendrá una duración de seis meses. Está previsto que participen hasta 132 pymes y entidades públicas.

La presidenta de la asociación transmitió que poner en marcha un buen sistema de compliance no es tan complicado como puede parecer, pues casi todas las empresas pueden aprovechar muchos de los controles que ya tienen implantados.

“No hay ninguna empresa en España que no tenga controles, pero muchas veces no se es consciente de que todo lo que se tiene sirve para prevenir riesgos”, aseguró Enseñat, que incidió en la importancia de ver el compliance como una oportunidad en lugar de un coste. Además, insistió en que este proceso “puede hacerse de forma simple”, consiguiendo que las pymes acaben teniendo la posibilidad de captar clientes a los que otras empresas no pueden acceder “porque no tienen montados estos sistemas”.

El compliance, un instrumento “conveniente” para operar con Iberdrola

En la presentación de la iniciativa también estuvieron presentes Fernando Fraile, Director de Cumplimiento de Iberdrola, y Ramón Zumárraga, Director de Servicios de Compra de la energética, que resaltó que “en la actualidad, tener un sistema de compliance no es algo obligatorio para ser proveedor de Iberdrola, pero sí que es conveniente”.

Todos coincidieron en que el cumplimiento normativo se ha convertido en un requisito prácticamente imprescindible en el mundo empresarial, no sólo a nivel penal, sino también para “hacer negocio” y mejorar la reputación de la empresa. Según Fraile, “el principal problema que nos encontramos a veces es pensar que un sistema de compliance es un código ético”.

Por su parte, Enseñat aseguró que “es de agradecer que Iberdrola no imponga a sus proveedores los sistemas de cumplimiento, sino que les ayude para que lo consigan con este programa”.

En la jornada de ayer también participaron Sara Molero, Secretaria General de CEIM, Irene Navarro, directora general de Madrid Excelente, y Efigenio Golvano, Presidente de la Comisión de Energía y Agua de la confederación empresarial, que alabaron a ASCOM por lanzar un programa “pionero” para crear “un germen, un catalizador que permita que se desarrollen sistemas de compliance y que se extiendan al resto de la comunidad”.

Irene Navarro resaltó también la importancia de implementar sistemas de ‘compliance’ (o cumplimiento normativo) en el sector público, puesto que el cumplimiento normativo es clave para poder desempeñar una gestión excelente en una organización, ya sea pública o privada. “La adopción del ‘compliance’ en el sector público mejora la gestión y, por tanto, mejora la prestación de los servicios públicos dirigidos a los ciudadanos”, añadió Irene Navarro.

El encuentro concluyó con una mesa redonda moderada por Begoña Fernández, Socio de Deloitte Legal en el área de Regulatory & Compliance, en la que el director de Organización de la consultora SERIKAT, Íñigo Landa, y el Compliance Officer del Instituto Tecnológico de la Energía, Alejandro Almela compartieron su experiencia en la anterior edición del programa organizado por ASCOM e Iberdrola.