Skip to content

#YosoyComplianceOfficer: Lucía Sánchez-Ocaña, responsable en Cabot Financial Spain

Lucia Sánchez-Ocaña es la responsable de Compliance y DPO de Cabot Financial Spain. Un puesto de nueva creación que ha hecho que dicha compañía tenga su sistema de prevención de riesgos penales y al mismo tiempo de protección de datos, como Delegada de Protección de Datos. Nos atiende en el intermedio de un evento profesional para analizar lo que es la figura del compliance officer.

Desde que hace año y medio se incorporase a la entidad, la dirección de esta gestora de deudas y recobro tenía claro la necesidad de contar con esta actividad preventiva. Al respecto, han aprovechado la formación bancaria y jurídica de Lucia para poner en marcha dicho sistema de prevención “Trabajar en la prevención de riesgos penales es un valor añadido para nuestra empresa desde el sistema de control que diseñamos para la firma”.

Desde su punto de vista, disponer de este sistema de cumplimiento normativo es un elemento diferenciador de la competencia “en nuestro caso es un valor clave de marca que nos ayuda a ser más competitivo frente a terceros”

Para esta experta, los rasgos que definen a este profesional son los de organización, conocimiento y forma de comunicación. “Es fundamental que puedas diseñar un programa de cumplimiento normativo que se adapte al negocio en el que te encuentras. No hay soluciones genéricas, cada empresa requiere el suyo. Estas soluciones son dinámicas y se adaptan a las peculiaridades de cada empresa”.

El compliance officer busca la mejora continua en su organización “tanto la estrategia de la empresa como su estructura  y su operativa se modifican periódicamente”. Lucía forma parte de  ASCOM “hace ahora año y medio que me asocié. El balance es positivo, tanto en participación activa como a nivel de Networking. Siempre es bueno debatir sobre cuestiones que nos preocupan a los profesionales en nuestro quehacer diario”.

Desde su punto de vista “se ha logrado tener un vínculo especial entre los asociados de ASCOM porque tenemos inquietudes comunes”. Lucía valora la comunicación interna que hay en la entidad y que “cada asociado tiene su sitio. Aquí todo el mundo puede dar su punto de vista sobre cualquier cuestión. En ASCOM todo el mundo tiene un papel importante y eso hace que a cada uno se le escuche”.

Sobre el próximo Día del Compliance Officer, nuestra interlocutora espera que “tenga la misma intensidad de actuaciones que la celebración del pasado año. Espero poder encontrarme con papeles de ponentes de mucha calidad, al igual que la edición anterior. Que podamos ver la evolución que la profesión del compliance officer ha sufrido en este último año”.

Al mismo tiempo considera que “individualmente debemos ser capaces de percibir en nuestro trabajo de nuestra empresa, en un año, con las enseñanzas del Día del Compliance Officer como a su vez lo podemos trasladar a nuestras empresas”.

Para Lucía una de las reivindicaciones claras para los profesionales de cumplimiento normativo es que estos profesionales cuenten con un estatuto jurídico propio que regule su actividad y delimite su responsabilidad frente a terceros “es fundamental contar con esa regulación, que debe hacerse lo antes posible”.

A juicio de esta experta “los compliance officer tenemos mucha responsabilidad y estamos expuestos a muchos riesgos por las decisiones que debemos tomar”.  Al mismo tiempo reconoce que dicha regulación ayudará a profesionalizar dicha figura y a eliminar a aquellos otros “que dicen que son compliance officer pero no tienen dicha formación ni hacen las labores propias de estos profesionales”.

En opinión de esta experta en cumplimiento normativo “es muy necesaria esta regulación, que se ha convertido en una demanda histórica de nuestro colectivo profesional. Debemos ser capaces de seguir profesionalizando esta figura. Es evidente que se conoce más en nuestro país, pero es fundamental que se regule y profesionalice”.

Scroll To Top