Skip to content

#YosoyComplianceOfficer: El papel del compliance officer más vigente que nunca

Aquel 22 de octubre del pasado año arrancamos la campaña #YosoyComplianceOfficer con el ánimo de reivindicar el trabajo siempre organizado y no siempre valorado de los responsables de cumplimiento normativo. Un año después el papel de estos profesionales resulta más necesario ante la reforma del Código Penal, la nueva Directiva de Pagos PSD2 o la directiva de protección al denunciante aprobada en Bruselas.

La experiencia a lo largo de este año es muy satisfactoria. Contar con un profesional de cumplimiento normativo es un seguro de vida para cualquier empresa si tiene los medios y la formación adecuada para prevenir los riesgos de su organización.

En vísperas de la tercera edición del Día del Compliance Officer será bueno comprobar que ideas traen a este evento y cómo ha evolucionado su trabajo donde el uso de la tecnología es cada vez más obligado.

Este año es especialmente significativo para ASCOM.  En mayo hemos cumplimos cinco años como organización líder en el mundo del compliance. La entidad se encuentra en plena madurez como lo demuestra su apuesta por la actividad formativa tanto desde el IECOM y sus programas formativos y webinar, como a través de la certificación CESCOM que valida, tras una prueba de conocimientos, la capacitación del compliance officer.

Este hastag  #YosoyComplianceOfficer  que habrás visto  en twitter y Linkedin a lo largo de estos doce meses, ha servido para conocer mejor el perfil del profesional que se dedica a la prevención de delitos en su organización.

A este respecto queremos agradecer las intervenciones de Oscar Sevillano, Compliance Officer del grupo Euskaltel de telecomunicaciones quien nos explicaba que en la medida en que “sea capaz de generar y transmitir confianza hacia los empleados y la organización, y sea valorado por ambos, su actuación podrá ser, o no, relevante dentro de la misma, dar los frutos que con la creación de la Función de Cumplimiento Normativo se pretenden”.

También contactamos con Estefanía Álvarez Compliance Intern en EvoBus GmbH quien nos indicaba que “El Compliance Officer debe impulsar una cultura de confidencialidad y, por supuesto, velar por el cumplimiento de la normativa aplicable a la entidad”.

Por su parte, Ricard Boned. Head of Legal and Compliance de Laboratorios Chiesi España, explicaba en la entrevista que le realizamos que “dos rasgos que a mi parecer deben repetirse en cualquier CO, son los de la paciencia y la serenidad. Esa función didáctica y de concienciación a la que aludía, no podría alcanzarse sin un tono conciliador, cercano y amigable”.

Para Juan Pablo Regojo, Director de la Unidad de Cumplimiento y Chief Ethics & Compliance Officer del Grupo Nueva Pescanova hablar del compliance “significa“ abordar como reto  fundamental, el desvelo que debemos tener los Compliance Officers  por implementar en el seno de nuestras organizaciones una adecuada y arraigada Cultura de Compliance. La implicación real, efectiva y honesta del órgano de administración y de la alta dirección es crucial para alcanzarla”:

Curiosamente en una multinacional del sector alimentario como Lidl esta función la comparten dos profesionales como Armin Höfer, Director de Legal & Compliance y Rubén Domínguez, Compliance Officer de Lidl España. Para estos expertos, realizar esta función en una compañía de estas características supone entre otras cosas combinar elementos como “Visión global, credibilidad, constancia, pasión y poder de convicción dentro las organizaciones”.

En el sector financiero, el papel de estos expertos en cumplimiento es aún mayor. Desde años atrás las entidades bancarias han estado sujetas a una regulación mayor de la de otros sectores de la actividad económica. Ahora las nuevas directivas emergentes ponen a prueba la capacidad de estos profesionales.

Por eso Jesús Pindado, responsable de cumplimiento de UBS España y tesorero de ASCOM, nos comentaba en su entrevista que “en el ámbito financiero, nos preocupa la nueva regulación de blanqueo de capitales y la implementación de la directiva MIFID.  También el riesgo electrónico derivado de las nuevas tecnologías.  Somos conscientes que la mejor prevención viene de la formación. “

A lo largo de este último año, uno de los temas recurrentes en los eventos que ASCOM ha ido organizando de forma periódica ha sido el objetivo de alcanzar un marco jurídico claro que defina bien y proteja al compliance officer de injerencias externas.

Por desgracia, la corta duración de la legislatura no ha ofrecido el mejor contexto para buscar el consenso necesario en la definición de ese posible Estatuto Legal para la Función de Compliance, más necesario que nunca por la envergadura e importancia del trabajo de estos profesionales.

Nuevas obligaciones legales y profesionales ponen sobre la mesa la necesidad de que las empresas cuenten con su Compliance Officer, bien a título individual o en función de la complejidad de su negocio, como unidad de cumplimiento normativo. Por eso #YosoyComplianceOfficer sigue estando más vigente que nunca. Contar con un compliance officer supone minimizar los riesgos de las empresas.

Nuestra asociación seguirá trabajando en pro de una mejora de la actividad profesional de estos expertos en cumplimiento. A ese objetivo de mejor formación continua para mejor prevención de los riesgos en la empresa va dirigido gran parte de los trabajos de ASCOM. Seguiremos haciéndonos eco de los testimonios de los compliance officer asociados a nuestra entidad.

Con todos ellos queremos celebrar como se merece el próximo Día del Compliance Officer el próximo 21 de noviembre en Madrid. No puedes faltar a esta cita.

Scroll To Top