Asfaltos Uribe, S.A. nace en el año 1.933 en el campo de los pavimentos de asfalto fundido, que era el material que se utilizaba en esa época, para la construcción de carreteras y urbanizaciones. La sociedad fue constituida el uno de Abril de 1.980.

Desde sus inicios, se ha centrado en la construcción de viales. Somos fabricantes, suministradores y aplicadores de aglomerado en caliente y de color: Carreteras, caminos, carriles bici, viales, pistas deportivas y aparcamientos.

Desde hace un par de décadas, la actividad principal se ha complementado con la ejecución de obra civil. Participamos en concursos públicos, y realizamos nuestra actividad como contratistas principales de la administración pública.

Hablamos con Miriam Uribe, su directora de Calidad, Medioambiente y Prevención. Esta compañía ha sido otra de las pymes que tomó parte en el programa de compliance que impulso ASCOM en colaboración con la Diputación de Bizkaia que le ha servido para poner en marcha su propio programa de compliance.

¿Cómo ha ido introduciéndose su empresa a las actividades de compliance a lo largo de estos años?

Derivado del trato con la administración pública, y de la preocupación por nuestros clientes, nos certificamos en la ISO 9001, en la década de los 90. Posteriormente conseguimos la ISO 14001, y la OHSAS 18001.

En el 2015, se produce un cambio en las normas UNE, y con la versión de ese año, se introduce la variable del análisis de los riesgos de la empresa, si bien en calidad y medioambiente, pero supone el punto de partida para comenzar a analizar los riesgos asociados frente a posibles incumplimientos de la compañía, y sus trabajadores, ya que se desarrolla el procedimiento para el análisis de los riesgos.

Este curso realizado con la Diputación Foral de Bizkaia y ASCOM, ¿ha sido el primer contacto de su empresa con el mundo del compliance?  ¿Qué valoración puede hacer?

Si para Asfaltos Uribe, ha sido la primera aproximación al mundo de Compliance, ya que, como te comentaba anteriormente, el acercamiento a los riesgos de la compañía había sido a través de las variables de calidad y medioambiente.

Para nosotros la valoración ha sido muy positiva, por la formación recibida en las clases presenciales, y por la calidad e involucración de los tutores del programa.

Los profesionales con los que se ha contado, tienen una larga experiencia en el mundo del compliance desde sus inicios, y a parte se han preocupado por las necesidades de la empresa, y que se finalice con éxito el programa.

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de este programa formativo sobre compliance en la que su pyme ha participado?

Las diferentes velocidades que existen en este campo. Desde que se modificó en código penal y se introdujo la responsabilidad penal de la persona jurídica, hay empresas y sectores que por su regulación sectorial o stakeholders están avanzadísimos en esta materia, mientras que otros sectores /empresas / y entidades públicas no saben ni lo que significa compliance.

Nosotros que trabajamos para sector construcción, vemos un creciente interés de grandes corporaciones, de los entes públicos, asociaciones sectoriales, incluso de la comunidad, por la transparencia y responsabilidad en la gestión de las obras de construcción, pero todavía se le está dando forma, a los estándares de compliance dentro del sector.

En mi opinión dicho desarrollo vendrá, una vez más, de la mano de las normas de estandarización y normalización.

¿En la actualidad, su empresa tiene su programa de compliance propio?

Si, Asfaltos Uribe, gracias al programa formativo al que asistimos gestionado por la Diputación Foral de Bizkaia  y ASCOM, hemos  desarrollado su programa de compliance.

¿Qué utilidades le ven a este programa de cumplimiento normativo en estos momentos?

Para la empresa es de enorme utilidad, ya que se establece una metodología, que evalúa los riesgos y establece procedimientos de auditoria interna, que restan incertidumbre en las actividades ordinarias de la compañía.

También establece un marco de actuación para sus trabajadores y proveedores, ya que, muchos incumplimientos son, por puro desconocimiento de la normativa de aplicación, y no conllevan intencionalidad delictiva.

¿Quién hace el papel de compliance officer dentro de su organización?

En la actualidad, soy yo la persona que está cumpliendo este papel, y para ello me he sacado la certificación CESCOM que acredita los conocimientos como experto en compliance.

En el caso de nuestra empresa, mi intención como Directora de Calidad, Medioambiente y Prevención, es certificar a la empresa, en compliance, e integrarla dentro de nuestro sistema integrado de gestión, para aprovechar las sinergias existentes y hacer los procedimientos más eficaces.

¿Cómo ven el futuro a corto y medio plazo en esta actividad de compliance en su empresa?

En nuestra empresa, se trata de una actividad que, actualmente, se encuentra en desarrollo.

Creo que estamos empezando pronto respecto al sector en Bizkaia, y esto significa que iremos evolucionando hasta que se marquen los estándares en construcción, en la medida de nuestras capacidades, y la inversión a realizar.

Es posible que la crisis económica post pandemia COVID 19, retrase en alguna medida nuestros planes, ya que los recursos se destinarán a amortiguar el frenazo económico.