Será este martes 2 de junio cuando ASCOM arranque este Ciclo de Compliance Financiero para analizar distintos aspectos que preocupan y forman el día a día de la actividad de estos profesionales. Cuestiones como MIFID II; el procedimiento sancionador de la CNMV; sostenibilidad financiera o las políticas remunerativas de cada entidad, serán algunos de los temas que se aborden en profundidad.

Jesús Pindado, tesorero de ASCOM y Gloria Hernández, vocal de la Junta Directiva de la entidad, nos explican los detalles de este interesante ciclo de debates sobre el papel del compliance officer en las entidades financieras.

¿Qué objetivos se ha marcado con este ciclo de conferencias sobre el papel del compliance officer en el sector financiero?

Jesús Pindado: El objetivo fundamental es el compromiso que tiene ASCOM con sus asociados de ofrecerles una adecuada formación en el ámbito de compliance. En este caso nos dirigimos principalmente a los compliance de entidades financieras, pero no solo a ellos también pueden participar todos los socios de Ascom que quieran conocer cómo se desarrolla la función de compliance en las entidades financieras y sus principales retos en 2020..

Gloria Hernández: Se pretende actualizar a los Compliance de  Sector Financiero en asuntos a los que los supervisores y reguladores están otorgando máxima prioridad como es MiFID II o la iniciativa de Finanzas Sostenibles.

¿Qué rasgos diferencian a este profesional de otros que realizan este trabajo en otros sectores de la actividad económica?

J.P:   Uno de los elementos que diferencia la función de compliance de las entidades financieras respecto a otras actividades empresariales, es la gran cantidad de normativa que deben conocer, que regula todos los ámbitos de los servicios financieros  e incluso el propio papel de la función de compliance.  Este tsunami regulatorio nos obliga actualizar nuestros conocimientos de forma continua y a encontrar en nuestro día a día, el tiempo suficiente para nuestra formación.  Este cambio continuo supone un reto para los compliance officer, y en este sentido estas jornadas tratan de proporcionar un encuentro formativo para todos ellos.

Los compliance necesitamos tener  un conocimiento profundo de la regulación, de cara a cumplir con un ámbito fundamental de nuestro trabajo,  el asesoramiento en las entidades financieras a la hora de implementar la regulación. La función de compliance debe ser capaz de generar un  valor añadido, tanto al ser una voz en la toma de decisiones estratégicas como por su actividad como a la hora de supervisar la forma en que la entidad realiza su actividad y conseguir el objetivo último de mitigar los riesgos de forma adecuada

G.H: El Sector Financiero se encuentra a la vanguardia del Compliance. El hecho de que el sector esté altamente regulado y que los servicios bancarios y de inversión sean esenciales, determina que los profesionales de este sector deban de estar continuamente alerta y adaptándose a nuevos requerimientos y tendencias.

¿Qué le preocupa hoy al compliance officer de una entidad financiera a la hora de realizar su trabajo con garantías?

J.P: Hay dos elementos fundamentales. El primero y más inmediato es ser capaces de incorporar todos los cambios normativos que se han producido en los últimos años, y que todavía continúan. El análisis de los cambios normativos, identificar los riesgos que pueden suponer y los cambios necesarios en nuestra organización como consecuencia de la nueva normativa se ha convertido en una tarea  y un reto habitual de la función de compliance.

Y un segundo, debemos ser capaces de asesorar a nuestras entidades como deben  incorporar los cambios en la regulación. El punto de partida debe ser siempre asegurar que las entidades cumplimos la normativa, pero también, ser capaces de ir un paso más allá y asegurar que nuestra entidad y sus empleados siempre tendrán como objetivo  el mejor interés de nuestros clientes. Es la única forma de asegurar la sostenibilidad a largo plazo de las entidades.

G.H: Una de las principales dificultades con la que se encuentran los Compliance de este sector es la altísima producción normativa que les exige contar con mecanismos de detección y análisis de las nuevas regulaciones para anticipar sus impactos.

El primer seminario se va a centrar en las novedades de MIFID II  ¿Cómo se están adaptando las empresas a esta nueva normativa?

J.P:  MIFID II es el mayor exponente del  reto regulatorio al que antes nos referíamos, tanto por ser una norma muy extensas y que afecta a muchos ámbitos de los servicios de inversión, como por la duración del propio proceso, ya que ha tenido un  largo proceso de trasposición.

MIfid II ha sido, es y continua siendo el principal reto desde el punto de vista regulatorio para  nuestras entidades, por este motivo es tan necesaria esta primera sesión de formación.  Con este seminario que dará Sara Campiña socia de FinReg sabremos realmente cómo se está implementado desde un punto de vista práctico.

Lo que queremos analizar en este seminario, es como se han incorporando a los modelos de negocio los nuevos requisitos de la Directiva, los problemas y dificultades que se han tenido y como se han cumplido las expectativas del supervisor. Se trata de conocer las mejores prácticas del sector de la mano de Sara, una de las mayores expertas en Mifid II.

G.H: Ha sido un camino duro y costoso. Lo más llamativo es que no se ha terminado de recorrerse.

Ello porque aún quedan ajustes en los modelos por realizar por parte de las entidades y porque ya se está comenzando a hablar de MiFID 3 como consecuencia de la consulta sobre la revisión de MiFID II abierta por la Comisión Europea.

Tanto la salida de la UE del Reino Unido como la crisis del COVID 19 están propiciando que ciertas partes de MiFID II como la de los incentivos sean revisitadas.

El siguiente seminario versará sobre los procedimientos sancionadores de la CNMV.  ¿Qué es lo que más llama la atención de estas prácticas?  ¿Hay seguridad jurídica para la empresa infractora?

J.P:   En este caso el ponente será Manuel López, socio del despacho Ashurt . Por desgracia, en muchas ocasiones las entidades tenemos que hacer frente a procedimientos sancionadores, y la función de Compliance debe jugar un papel fundamental en la gestión de estos procesos a nivel interno de la entidad o en la propia relación con el supervisor.

En este segundo seminario, de la mano de Manuel, uno de los abogados que mejor conoce los procedimientos sancionadores,   trataremos de acercar a todos los compliance  los entresijos del  procedimiento sancionador de la CNMV.

Creo que es importante conocer los elementos que lo configuran y ver cuál es el enfoque que debemos realizar para demostrar la adecuada implementación de nuestra entidad de la normativa y reducir al máximo el riesgo de ser sancionados

G.H:  SÍ creo que hay seguridad jurídica. La CNMV en los últimos años ha concretado expectativas supervisoras tanto en sus guías y documentos de preguntas y respuestas como aceptando las directrices de la ESMA. Todos estos criterios del supervisor que no son leyes sino lo que se denomina soft law, han servido para entender qué es lo que el supervisor espera.

Otro evento, el tercero de este ciclo, tiene que ver con la revisión de las políticas remunerativas en las entidades financieras. ¿Qué es lo más destacado de esta tendencia?

J.P:  Las políticas remunerativas se han convertido en un elemento crítico para cualquier entidad financiera. Durante muchos años los sistemas de remuneración estuvieron mal diseñados, tanto para las fuerzas de ventas de productos de inversión como para la alta dirección, sin lugar a dudas fueron una de la causas de la crisis financiera y dañaron la reputación de las entidades.

La ponencia de Ricardo Plasencia, socio de DLA Piper, va a servir para conocer cuáles han sido los cambios que han tenido que realizar las entidades y de nuevo al igual que en el caso del seminario sobre Mifid II compartir las mejores prácticas. Un elemento a destacar será como el control de los esquemas remunerativos se ha incorporado como un área más a nuestras políticas de compliance.

G.H: Se trata de evitar incentivos en las redes comerciales que puedan ser causantes de malas prácticas de venta de productos financieros. Destaca la prohibición de aceleradores o la imposibilidad de primar por productos o campañas comerciales de un producto concreto.

Compliance e iniciativas sobre finanzas sostenibles es el contenido del cuarto seminario ¿Cómo trabajan las entidades financieras esta actividad?

J.P: Hablar de finanzas sostenibles es hablar de cambio, de una nueva forma de hacer frente a los retos tanto en las empresas  como en la función de compliance. Este seminario lo impartirá Otilia Garcia-Rivero, consultora y experta en compliance.

Es un tema que va a ser crítico en los próximos años,  que no podemos mirarlo como un mero reto a largo plazo sino que es necesario incorporarlo ahora mismo a la forma en que diseñamos la función de compliance. Es un elemento trasversal, y en este seminario buscaremos aprender cómo afecta a las entidades financieras y qué papel debe jugar la función de compliance para asegurar que las empresas incorporan elementos de sostenibilidad.

La función de compliance  es clave para asegurar el buen gobierno de las empresas. Se trata de tener un esquema adecuado de toma de decisiones en el seno de la empresa, y  su papel fundamental para gestionar de forma adecuada la gestión de los riesgos a los que se enfrentan a diario las entidades financieras.

Este seminario se encuadra dentro del objetivo último de la función de compliance, la  sostenibilidad de la empresa, asegurar su existencia en el largo plazo y como una adecuada implementación de los retos ESG nos ayudaran a conseguirlo

G.H: Este es uno de los asuntos que probablemente más ocupará al Compliance en los años venideros. Incorporar la sostenibilidad en la cultura y en los procesos y controles de las organizaciones es un gran reto para los Compliance Officers.

El ciclo se cierra con el análisis de la modificación de la Ley de Mediación del Seguro  y otras modificaciones existentes..

Jesús Pindado: Esta ponencia será impartida por Laura Pilar Duque, Directora de cumplimiento normativo y control interno en Mutualidad General de la Abogacía.  Después de todos los cambios que se produjeron en las entidades bancarias ha llegado el turno a las aseguradoras. La función de compliance en este caso es fundamental.

En esta sesión se pasará repaso a las últimas normas aprobadas en el mes de febrero; los cambios en la transposición de la directiva y en la Ley de Mediación, y como el entorno de la venta de los productos de seguros se quiere asimilar al que tienen los productos de inversión y bancarios.

Laura nos puede aportar su experiencia desde el punto de vista  del supervisor como desde la función de compliance de  una entidad aseguradora. Se trata de incorporar a este ciclo el punto de vista de las funciones de compliance de las entidades aseguradoras.  Estamos hablando de un nuevo marco que deben implementar en los próximos años  que supondrá cambios en los modelos de negocio y en la propia estructura de compliance para asegurar la protección de los clientes de los productos de seguros

El otro elemento es que las entidades aseguradoras deben dar un paso adelante para que la función de compliance se refuerce para adaptarse a estas nuevas exigencias, Al final se trata que el cliente, independientemente del producto desde donde canalice sus inversiones, esté igualmente protegido.

Gloria Hernández:  Sí el sector asegurador afronta grandes retos. Contamos para revisarlos con Laura Duque, una de las profesionales más conocedoras del sector y su problemática.

Por último, ¿Hacia donde va a tender la figura del compliance officer en las entidades financieras a medio y largo plazo?

J.H:   Creo, como decía en la pregunta anterior, que cada vez más, la función de compliance deber ser capaz de anticipar los grandes cambios a largo plazo y como deben  hacerlos frente  las empresas sin poner en riesgo su sostenibilidad.

La función de compliance tiene que ser capaz de jugar un papel estratégico que consiste en asesorar  como las entidades financieras hagan frente a  los futuros cambios regulatorios. Cada vez más los compliance officer financiero están más vinculados a las tomas de decisiones  estratégica de las entidades.

Otro elemento fundamental será reforzar la independencia de nuestra función, de forma que pueda tener el adecuado posicionamiento en el  gobierno corporativo para detectar las malas actuaciones y los riesgos que se derivan de las mismas y poder proponer a los máximos órganos de gobierno los cambios necesarios para reducirlos

Las entidades financieras han aprendido de los errores del pasado y, sin lugar a dudas,  la función del compliance es una de las herramientas que ha ayudado a mejorar su gobierno corporativo.

G.H: El peso de los Compliance Officer en el Sector Financiero sigue claramente al alza. Los directores de Compliance cada vez tienen más influencia dentro de las organizaciones. Para consolidar esta posición a medio y largo plazo los Compliance deben sobre todo estar al día en regulación y tendencias y mantener un contacto estrecho con los supervisores.